Visión borrosa en un ojo por estrés

Cómo detener la visión borrosa por ansiedad

El estrés es una respuesta común a las exigencias de la vida cotidiana y es una parte normal del día a día, pero cuando se vuelve excesivo o crónico, puede provocar algunos problemas de salud graves y nuestros ojos no son una excepción.

Cuando estamos muy estresados y ansiosos, los altos niveles de adrenalina en el cuerpo pueden causar presión en los ojos, lo que provoca visión borrosa. Las personas con ansiedad prolongada pueden sufrir tensión ocular a lo largo del día de forma habitual.

También puedes introducir formas de reducir tu estrés diario. Hacer pequeños cambios en el estilo de vida, como descansar lo suficiente, comer de forma saludable, utilizar la meditación o realizar algún ejercicio para aliviar el estrés, debería ayudarle a relajarse.    Tomarse al menos unos minutos para relajarse conscientemente ayudará a su cuerpo a calmarse.

La mayoría de los problemas oculares causados por el estrés son temporales, pero asegúrese de consultar a su optometrista si tiene algún problema ocular, especialmente los síntomas mencionados anteriormente. Cuanto antes se diagnostique el problema, antes podrá corregirse.

Visión borrosa ataque de ansiedad

El estrés estimula el reflejo de «lucha o huida» que nos ayuda a determinar una respuesta a las cosas que pueden ser amenazantes. Aunque nuestro cuerpo es estupendo, ese reflejo natural no puede distinguir entre los estresores prehistóricos, como los tigres, de los que debía protegernos, y los estresores actuales de los compromisos laborales o la vida familiar. Cuando vivimos un momento de estrés, las pupilas de nuestros ojos se dilatan para mejorar la visión. Cuando estamos continuamente estresados y experimentamos un estrés en los ojos, nuestras pupilas permanecen dilatadas, lo que puede provocar una serie de problemas.

El estrés nos afecta a todos de diferentes maneras. Una persona puede sentir todos estos síntomas, mientras que la siguiente sólo siente algunos. Pero tanto si los experimentas como si no, los músculos que rodean los ojos se tensan, lo que puede provocar dolor o migrañas.

Si ha notado alguno de estos síntomas, puede utilizar algunas técnicas para ayudar a desestresarse. El ejercicio y la respiración profunda ayudan a aliviar la tensión al relajar el cuerpo y calmar el sistema nervioso parasimpático, que controla la respuesta de lucha o huida.

Problemas de visión relacionados con el estrés

Los problemas oculares y los síntomas de ansiedad visual pueden aparecer y desaparecer raramente, ocurrir con frecuencia o persistir indefinidamente. Por ejemplo, puede tener problemas oculares y síntomas de visión de vez en cuando y no tan a menudo, tenerlos de forma intermitente o tenerlos todo el tiempo.

Para ver si la ansiedad puede estar desempeñando un papel en sus síntomas de ansiedad, califique su nivel de ansiedad utilizando nuestro Test de Ansiedad, Test de Trastornos de Ansiedad o Test de Hiperestimulación, gratuitos y de un minuto de duración.

El ojo es un órgano complejo que, junto con el sistema nervioso (que incluye el cerebro), contiene una gran cantidad de células nerviosas. Las células nerviosas (neuronas) son células especializadas que se comunican entre sí transmitiendo la información de los impulsos nerviosos (señales eléctricas) de un lado a otro mediante un proceso electroquímico (la combinación de electricidad y química)[1][2].

Las neuronas envían y reciben información de impulsos nerviosos hacia y desde el cerebro. Por ejemplo, la información visual se recibe en el ojo y se transmite por el nervio óptico a través de las neuronas hasta la zona de la corteza visual primaria del cerebro. El cerebro interpreta esta información y forma una imagen visual que «vemos» en nuestra mente[3][4].

Tensión en los ojos

Puede resultar sorprendente, pero el estrés puede tener un gran efecto sobre la vista. Aunque a menudo se piensa que el estrés es algo que ocurre en nuestra mentalidad, podemos tener respuestas corporales a él. Cada persona tiene una respuesta diferente al estrés. Estas respuestas pueden ser físicas, mentales, emocionales o visuales.

Cuando el cuerpo percibe el estrés, las pupilas se dilatan, lo que permite que entre más luz en el ojo, por lo que debería ser capaz de detectar posibles amenazas con mayor claridad. Pero cuando las pupilas permanecen dilatadas durante un periodo de tiempo prolongado, puede causar problemas. El estrés puede provocar nuevas afecciones en los ojos y empeorar las existentes. En casos extremos, puede incluso provocar la pérdida de la vista. Los efectos del estrés en la vista pueden verse en los siguientes síntomas:

Afortunadamente, la mayoría de estos problemas oculares relacionados con el estrés son temporales. Una vez eliminado el factor estresante, el síntoma también debería desaparecer. Del mismo modo, aunque es preocupante que el estrés pueda causar la pérdida de visión, la buena noticia es que reducir los niveles de estrés también puede ayudar a revertir el deterioro de la vista y restaurar la visión.