Vertebroplastia recuperacion

Ejercicios después de la vertebroplastia

La vertebroplastia es un procedimiento en el que se inyecta un cemento especial en una vértebra fracturada, con el objetivo de aliviar el dolor de la columna y recuperar la movilidad.Sin embargo, no todas las personas con vértebras fracturadas son candidatas al procedimiento. Algunos estudios también sugieren que la vertebroplastia aporta pocos beneficios en comparación con un enfoque más conservador, que puede incluir:

La vertebroplastia puede empeorar el dolor durante unas horas mientras el cemento se cura, pero esto no suele ocurrir y no dura mucho. Es posible que tenga que afrontar otros riesgos en función de su enfermedad específica, así que hable con su médico de antemano sobre cualquier preocupación.

Palaute

La vertebroplastia y la cifoplastia son procedimientos mínimamente invasivos utilizados para tratar las fracturas por compresión vertebral de la columna vertebral. Estas dolorosas fracturas en forma de cuña pueden estar causadas por la osteoporosis y las lesiones. Si no se tratan, pueden provocar una joroba en la columna vertebral (cifosis). Al restablecer la altura de la vértebra con un globo e inyectar cemento en el hueso fracturado, los pacientes pueden recuperarse más rápidamente y reducir el riesgo de futuras fracturas.

En las fracturas por compresión vertebral (FVC), el cuerpo se hunde en sí mismo (más en la parte delantera que en la trasera) produciendo una vértebra «encajada» (Fig. 1). Cuando varias vértebras adquieren forma de cuña, las personas pueden desarrollar una columna vertebral encorvada, denominada cifosis. Las personas con huesos debilitados por la osteoporosis (una disminución del calcio) o el mieloma múltiple (cáncer de la médula ósea) son especialmente propensas a las fracturas por compresión. Actividades como levantar un objeto pesado, estornudar o toser pueden provocar fracturas. Las FVC pueden provocar dolor de espalda, reducción de la actividad física, depresión, pérdida de independencia, disminución de la capacidad pulmonar y dificultad para dormir.

Dolor continuado tras la vertebroplastia

La vertebroplastia es un procedimiento ambulatorio para estabilizar las fracturas por compresión en la columna vertebral. Se inyecta cemento óseo en los huesos de la espalda (vértebras) que se han agrietado o roto, a menudo a causa de la osteoporosis. El cemento se endurece, estabilizando las fracturas y sosteniendo la columna vertebral.

La cifoplastia es similar a la vertebroplastia, pero utiliza globos especiales para crear espacios dentro de la vértebra que luego se rellenan con cemento óseo. La cifoplastia puede corregir la deformidad de la columna y restaurar la altura perdida.Productos y serviciosMostrar más productos de Mayo Clinic

¿Cómo de dolorosa es una vertebroplastia?

Los pacientes con osteoporosis son propensos a sufrir fracturas por compresión en los huesos de la columna vertebral, o vértebras. La parte delantera de una vértebra se resquebraja bajo presión, lo que hace que se desplome en altura. Cada año se producen más de 700.000 fracturas de este tipo en Estados Unidos. Estas fracturas suelen causar una mala postura de la espalda, un dolor debilitante y dificultades para realizar actividades rutinarias.

La sección principal de cada vértebra de la columna vertebral es un bloque de hueso grande y redondo llamado cuerpo vertebral. Las fracturas por compresión hacen que esta sección de hueso se colapse. La vértebra colapsada da a la columna un aspecto encorvado, llamado cifosis, y la pérdida de altura vertebral acorta los músculos de cada lado de la columna. Esto obliga a los músculos de la espalda a trabajar más, provocando fatiga muscular y dolor. El cuerpo vertebral es la principal estructura tratada en el procedimiento de vertebroplastia.

En el pasado, los cirujanos utilizaban la cirugía abierta estándar para arreglar las fracturas por compresión de la osteoporosis. La cirugía abierta requiere incisiones más grandes para que el cirujano tenga más espacio para operar. Los resultados de la cirugía abierta para esta afección han sido generalmente pobres, principalmente porque es difícil operar en huesos débiles y blandos por la osteoporosis. Además, algunos adultos mayores con fracturas pueden no ser físicamente capaces de tolerar dicha cirugía.