Puedo quedar embarazada con colon irritable

“el embarazo curó mi eii”

Si tienes una EII activa, especialmente la de Crohn, puedes tener una probabilidad ligeramente menor de concebir. La inflamación severa del intestino delgado puede afectar a las trompas de Falopio y dificultar el embarazo. También hay pruebas que relacionan la enfermedad de Crohn con una menor “reserva ovárica” (óvulos capaces de ser fecundados) en mujeres mayores de 30 años.

La cirugía para la EII, especialmente la “cirugía de bolsa” (una operación de anastomosis ileo-anal o IPAA), puede afectar a la fertilidad, por lo que si estás planeando un embarazo, es posible que quieras hablar de ello con tu especialista o equipo quirúrgico.

La mayoría de los medicamentos prescritos para la EII no afectan a la fertilidad, pero hay algunas excepciones, como la sulfasalazina, un medicamento 5-ASA. Se sabe que éste reduce la fertilidad en los hombres. Este efecto suele ser temporal y existen buenas alternativas que pueden tomarse en su lugar. La sulfasalazina no afecta a la fertilidad de las mujeres.

El metotrexato, un inmunosupresor, no debe ser tomado por ninguno de los dos miembros de la pareja cuando se trata de concebir o por las mujeres mientras están embarazadas. Esto se debe a que puede causar defectos de nacimiento o abortos, y también puede afectar a la formación de los espermatozoides.

¿Puede una mujer con ibs quedarse embarazada?

Los artículos de Verywell Health son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud. Estos revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

La endometriosis es una enfermedad ginecológica en la que el tejido endometrial crece fuera del útero. Aunque la conexión entre la endometriosis y la infertilidad no está clara, un elevado número de mujeres que padecen endometriosis también tienen dificultades de fertilidad.

Las investigaciones indican que las mujeres que padecen endometriosis también tienen un mayor riesgo de padecer SII.  Si te preocupa que puedas tener endometriosis junto con el SII, habla con tu ginecólogo.

Hay investigaciones que indican que las mujeres que padecen la enfermedad celíaca tienen un mayor riesgo de infertilidad. En una nota relacionada, las mujeres, y quizás los hombres, que tienen una infertilidad inexplicable tienen un mayor riesgo de tener la enfermedad celíaca. Las personas que padecen el síndrome del intestino irritable corren un mayor riesgo de padecer la enfermedad celíaca sin diagnosticar y a menudo se les hace una prueba de detección de esta enfermedad.

¿Pueden los problemas gastrointestinales causar infertilidad?

El embarazo proporciona todo tipo de experiencias nuevas y molestias extrañas -insomnio nocturno, náuseas matutinas, ardor de estómago e indigestión-, pero ¿qué ocurre si una de las quejas del embarazo es la diarrea, el estreñimiento o cualquier otro cambio en los hábitos intestinales? El síndrome del intestino irritable (SII) es una afección común que se presenta a través de una variedad de síntomas digestivos crónicos, como dolor de estómago, gases e hinchazón, diarrea y estreñimiento. Es posible controlar el SII y el embarazo, pero también es importante tener más cuidado y precaución al identificar los síntomas si estás embarazada.

Es posible que puedas desarrollar el SII durante el embarazo; sin embargo, es importante que primero observes todos tus síntomas y disciernas si hay otro problema subyacente. “Es posible que las pacientes que están embarazadas desarrollen el SII, pero es importante tener en cuenta que los síntomas de las náuseas matutinas y la acidez estomacal no están relacionados y deben tratarse por separado”, dice Simranjit Bedi, DO, un internista de Filadelfia que realiza una beca de investigación en gastroenterología. El Dr. Bedi también dice que los ingredientes de las vitaminas prenatales, como el hierro y el calcio, podrían causar estreñimiento. Un paciente que repentinamente desarrolla diarrea no debe asumir que se trata de un SII y debe ser evaluado primero por otras condiciones.

La mebeverina en la categoría de embarazo

El Síndrome del Intestino Irritable (SII) es una enfermedad gastrointestinal crónica que presenta síntomas como hinchazón, dolor abdominal, estreñimiento y diarrea. Los síntomas del SII pueden ser realmente incómodos y pueden hacer que vayas corriendo al baño. Sin embargo, por lo que sabemos, el SII sólo tiene un efecto menor (si es que tiene alguno) sobre la fertilidad.

Un estudio realizado en el Reino Unido analizó los embarazos de un gran grupo de mujeres. Dentro de ese grupo, las mujeres con SII tenían una tasa ligeramente mayor de abortos espontáneos y embarazos ectópicos que las que no tenían (Khashan et al., 2012):

Esto no significa que el SII fuera la causa, sólo que había una asociación entre tener SII y un mayor riesgo. No sabemos por qué o cómo el SII podría crear un mayor riesgo. Los investigadores también descubrieron que no había un mayor riesgo de preeclampsia o de nacimiento de un bebé muerto.

Si tiene un SII con predominio de la diarrea (SII-D), otro punto a tener en cuenta es si la absorción de nutrientes se ve afectada por las frecuentes visitas al retrete. Cuando tenemos diarrea, los alimentos (y los nutrientes) pasan por el tracto gastrointestinal más rápidamente de lo habitual, lo que significa que no absorbemos tanto de los alimentos que comemos. Esto no es bueno para la fertilidad y el embarazo, ya que queremos obtener la mayor cantidad de nutrientes posible.