Preguntas ope

Ejemplos de preguntas abiertas

En esta contribución se abordan dos aspectos de las preguntas abiertas de las encuestas. El primer aspecto es la formulación de dichas preguntas: ¿Cuándo y para qué son útiles? ¿Quién responde a estas preguntas, en primer lugar? ¿Y qué hay que tener en cuenta a la hora de elaborar y diseñar las preguntas abiertas? La segunda parte del artículo muestra posibles formas de evaluar las preguntas abiertas. Entre ellas se encuentra el análisis de contenido, que tiene una larga tradición en la evaluación de preguntas abiertas. Además, el análisis de contenido asistido por ordenador y basado en diccionarios desempeña un papel importante, ya que es especialmente adecuado para el análisis de las respuestas a las preguntas abiertas porque, por regla general, son cortas y están limitadas por el contexto de la pregunta. El análisis de co-ocurrencias, que puede ofrecer una imagen global de las respuestas, es una forma relativamente nueva de evaluar las preguntas abiertas.

Preguntas abiertas y cerradas

Nadie conoce mejor lo que ocurre en su empresa que su equipo. El truco es conseguir que te lo cuenten. Hay un dicho que dice: “La gente responde a la pregunta que se le hace”. También es cierto en los negocios.

Si haces una pregunta cerrada, obtendrás una respuesta cerrada. La estructura de la pregunta indica que quieres una respuesta concreta, no que estés interesado en comprender o llevar la conversación más allá. Cuando haces preguntas abiertas y escuchas las respuestas, demuestras a tu equipo que estás interesado en algo más que en la superficie.

Probablemente conozcas el concepto de preguntas cerradas y abiertas de la escuela. Las preguntas cerradas son aquellas que requieren una respuesta específica. La forma en que está estructurada la pregunta reduce la gama de respuestas posibles.

La pregunta “¿has…?” sólo deja un par de respuestas: sí, lo hicieron, o no, no lo hicieron. Si quieres saber más sobre cómo fue el fin de semana, tendrás que hacer una pregunta de seguimiento y puede que no tengas la oportunidad.

Preguntas abiertas en francés

Algunas preguntas son abiertas y otras cerradas. Las preguntas cerradas pueden responderse con un simple “sí” o “no” (u otra respuesta superbreve), mientras que las preguntas abiertas requieren una respuesta más detallada. Explora algunos ejemplos de preguntas abiertas frente a las cerradas, para que tengas clara la diferencia y te hagas una idea de cómo cambiar un tipo de pregunta por el otro.

Otros tipos de preguntas cerradasNo todas las preguntas cerradas tienen que responderse con un “sí” o un “no”. Cualquier pregunta que esté redactada de tal manera que pueda responderse con una respuesta simple y directa de una o pocas palabras es cerrada. Estas preguntas tienen respuestas directas que no requieren elaboración para responder completamente a lo que se preguntó.

Preguntas abiertasLas preguntas abiertas son las que requieren más que respuestas de una sola palabra o la elección entre unas pocas opciones. Estas preguntas exigen respuestas más largas, que a menudo se presentan en forma de lista o de algunas frases o párrafos. También pueden presentarse en forma de discurso o ensayo.

Preguntas abiertas en la investigación

Cuidado, eso no convierte a los clientes en ignorantes ni nada parecido. No es tu obligación saberlo. Pero si quieres ser un vendedor de éxito, debes ser capaz de averiguar lo que necesitan.

Como he dicho antes para hacer preguntas abiertas eficaces no hace falta tener una chispa especial (aunque ayuda), no es un arte. Al contrario, es muy científico, y hay unas 4 ideas que debes respetar siempre:

Si quieres tener éxito, tienes que empezar por las preguntas más generales (¿es una mujer? ¿es un personaje real? ¿sigue vivo? ¿es un artista? ) antes de pasar a preguntas más específicas para acotar.

En los momentos más importantes de la negociación, como cuando presentas las ventajas de tu producto o cuando el cliente muestra objeciones, tienes que rebatir las respuestas a tus preguntas para asegurarte de que entiendes lo que quiere decir el cliente.

No se trata de repetir todo dos veces como un loro, pero este tipo de preguntas y repreguntas te ayudarán a llegar al fondo de esas cuestiones que no estás seguro de haber entendido la primera vez.