Inmunomoduladores dermatitis atopica

Inmunomoduladores tópicos en dermatología

Al menos uno de cada siete niños y uno de cada 50 adultos padecen eczema atópico, una afección cutánea caracterizada por una erupción roja que pica. Las personas con eczema atópico son alérgicas a cosas del entorno, como los ácaros del polvo doméstico, y la exposición a aquello a lo que son alérgicos puede empeorar su eczema. La inmunoterapia con alérgenos específicos es un tratamiento que consiste en una serie de inyecciones o gotas bajo la lengua que contienen la sustancia a la que la persona es alérgica. El tratamiento puede reducir la gravedad de la alergia de una persona y, por tanto, puede reducir los síntomas del eczema atópico. Se evaluó si la inmunoterapia con alérgenos específicos fue mejor o peor que un tratamiento estándar o un placebo para mejorar la gravedad de la enfermedad y los síntomas según la evaluación de los participantes, los padres o los investigadores.

Las pruebas son actuales hasta julio de 2015. Se encontraron 12 estudios, con 733 participantes, que incluyeron niños y adultos. Los estudios se realizaron en centros especializados en alergias de nueve países. La duración de los ensayos osciló entre cuatro meses y tres años. La inmunoterapia se administró a los participantes de cuatro maneras diferentes. Los fabricantes de alérgenos financiaron siete de los 12 estudios.

Tratamiento sistémico de la dermatitis atópica

DiagnósticoPara diagnosticar la dermatitis atópica, el médico probablemente hablará con usted sobre sus síntomas, examinará su piel y revisará su historial médico. Es posible que necesite pruebas para identificar alergias y descartar otras enfermedades de la piel.

Pruebas de parcheSu médico puede recomendar la realización de pruebas de parche en su piel. En esta prueba, se aplican pequeñas cantidades de diferentes sustancias en su piel y luego se cubren. Durante las visitas de los días siguientes, el médico observa su piel en busca de signos de reacción. La prueba del parche puede ayudar a diagnosticar los tipos específicos de alergias que causan su dermatitis.

TratamientoEl tratamiento de la dermatitis atópica puede comenzar con la hidratación regular y otros hábitos de autocuidado. Si estos no ayudan, el médico puede sugerir cremas medicinales que controlen el picor y ayuden a reparar la piel. A veces se combinan con otros tratamientos.

Acude al pediatra si estas medidas no mejoran el sarpullido o si parece infectado. Es posible que tu bebé necesite un medicamento recetado para controlar la erupción o tratar una infección. El médico también puede recomendar un antihistamínico oral para ayudar a disminuir el picor y causar somnolencia, lo que puede ser útil para el picor y las molestias nocturnas. El tipo de antihistamínico que provoca somnolencia puede afectar negativamente al rendimiento escolar de algunos niños.Más información

Autocuidado de la dermatitis atópica

Los avances terapéuticos en medicina suelen ir acompañados de una gran cantidad de datos. A menudo dan lugar a un cambio en los paradigmas de tratamiento de la enfermedad. La pomada de tacrolimus es la primera de la nueva clase de inmunomoduladores tópicos sin esteroides (TIM), y como tal representa el primer avance real desde la introducción de los esteroides tópicos hace más de 50 años para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias de la piel mediadas por células T, como la dermatitis atópica. Este libro ofrece una visión general de fácil lectura sobre el descubrimiento y el desarrollo de la pomada de Tacrolimus para el tratamiento de la dermatitis atópica. Resumiendo el mayor programa de ensayos clínicos jamás realizado en dermatología para un nuevo tratamiento con más de 13000 pacientes, ofrece una visión detallada del perfil de eficacia y seguridad de la pomada de Tacrolimus. Sobre la base de este gran conjunto de datos y de una amplia experiencia personal, los autores ofrecen una orientación práctica para el médico sobre cuándo y cómo utilizar la pomada de Tacrolimus en la práctica diaria.

Ejemplos de inmunomoduladores tópicos

Sternau, Dorota, y Roman Nowicki. 2005. “Seguridad y eficacia de los nuevos inmunomoduladores tópicos no esteroideos en el tratamiento de la dermatitis atópica en niños”. Przewodnik Lekarza/Guide for GPs 8 (5): 26-35.

Sternau, D., y Nowicki, R. (2005). Safety and efficacy of new topical nonsteroidal immunomodulators in the treatment of atopic dermatitis in children. Przewodnik Lekarza/Guide for GPs, 8(5), pp.26-35.

Sternau, Dorota et al. “Seguridad y eficacia de los nuevos inmunomoduladores tópicos no esteroideos en el tratamiento de la dermatitis atópica en niños”. Przewodnik Lekarza/Guide for GPs, vol. 8, no. 5, 2005, pp. 26-35.

En la infancia, la dermatitis atópica (DA) suele ser el primer signo de atopia. La epidemiología muestra que, en los años siguientes, la DA sigue a otras enfermedades alérgicas como el asma bronquial o la rinitis alérgica. La patogénesis de la DA es complicada y ha mostrado dificultades para encontrar la terapia correcta. El tratamiento clásico de la DA con esteroides tópicos tiene muchos efectos secundarios. Las posibilidades de tratamiento de los bebés y los niños son limitadas. Los nuevos medicamentos tópicos no esteroides antiinflamatorios con actividad inmunosupresora pimecrolimus y tacrolimus son una oportunidad de controlar mejor la DA y la seguridad.