Hematoma en el embarazo sin reposo

Hemorragia subcoriónica deutsch

Las hemorragias durante el embarazo pueden ser alarmantes, pero no siempre son un signo de aborto inminente. A veces, el sangrado es un síntoma de un tipo de coágulo de sangre bastante común llamado hematoma subcoriónico (también conocido como hemorragia subcoriónica).

Según los expertos de la University of Michigan Health, este tipo de hematoma está causado por «una hemorragia bajo una de las membranas (corion) que rodea al embrión». No se entiende del todo por qué ocurre esto, pero hay varias causas posibles.

Aunque no hay nada que pueda hacerse contra un hematoma subcoriónico, en algunos casos los tratamientos no serían necesarios aunque existieran. Muchas personas que desarrollan hematomas subcoriónicos disfrutan de embarazos por lo demás normales. Aunque algunos estudios han demostrado que esta afección aumenta el riesgo de pérdida del embarazo, la investigación no es concluyente.

Las causas del hematoma subcoriónico no se conocen del todo. Sin embargo, las investigaciones sugieren que podrían influir afecciones maternas como los trastornos de la coagulación de la sangre, la preeclampsia y los traumatismos, así como el consumo materno de drogas que provocan la dilatación de los vasos sanguíneos (como la cocaína y las metanfetaminas).

Hemorragia subcoriónica

Panel de Consenso de los Grupos de Estudio de la Asociación Internacional de Diabetes y Embarazo, Metzger BE, Gabbe SG, Persson B, . Recomendaciones de los grupos de estudio de la Asociación Internacional de Diabetes y Embarazo sobre el diagnóstico y la clasificación de la hiperglucemia en el embarazo. Diabetes Care2010; 33: 676-82.

Ozkaya E, Altay M, Gelisen O. Importancia de la hemorragia subcoriónica y el resultado del embarazo en la amenaza de aborto para predecir el aborto, el parto prematuro y la restricción del crecimiento intrauterino. J Obstet Gynaecol2011; 31: 210-2.

Jauniaux E, Watson AL, Hempstock J, Bao YP, Skepper JN, Burton GJ. Onset of maternal arterial blood flow and placental oxidative stres. A possible factor in human early pregnancy failure. Am J Pathol2000; 157: 2111-22.

Signos de curación del hematoma subcoriónico

Un hematoma subcoriónico, o hemorragia subcoriónica, se produce cuando la sangre se escapa y se acumula entre la pared uterina y el corion que rodea al bebé. Los hematomas subcoriónicos provocan hemorragias vaginales, pero no suelen ser motivo de preocupación. Si experimentas una hemorragia vaginal o un manchado, asegúrate de acudir a tu médico para que te haga un diagnóstico. Te harán una ecografía para confirmar si la hemorragia se debe a un hematoma subcoriónico o a otra cosa.

Cualquier hemorragia durante el embarazo es motivo de preocupación, pero en el caso de un hematoma subcoriónico, la hemorragia no suele ser motivo de preocupación. Un hematoma subcoriónico, también conocido como hemorragia subcoriónica o sangrado subcoriónico, se produce cuando la sangre se escapa y se acumula entre la pared uterina y el corion, la membrana que rodea al bebé en crecimiento. El corion también forma parte de la placenta, y las hemorragias subcoriónicas suelen aparecer cerca de ella.

Un hematoma subcoriónico es una de las causas más comunes de hemorragia en el primer trimestre del embarazo (normalmente entre las 10 y las 20 semanas) y constituye alrededor del 11% de los casos. Aunque la hemorragia vaginal es el principal signo de esta afección, algunas mujeres no experimentan ninguna hemorragia y no saben que la tienen hasta que una ecografía la revela.

La mejor manera de acostarse con una hemorragia subcoriónica

Aproximadamente el 25% de las mujeres embarazadas experimentan una hemorragia antes de las 12 semanas de gestación.1,2 El diagnóstico diferencial incluye causas no obstétricas, hemorragia en un embarazo intrauterino viable, pérdida temprana del embarazo y embarazo ectópico. Los hallazgos de la exploración física, las pruebas de laboratorio y la ecografía pueden utilizarse para diagnosticar la causa de la hemorragia del primer trimestre y ofrecer un tratamiento adecuado. En la Tabla 1.3-6 se encuentra un glosario de los términos utilizados en este artículo.

QUÉ HAY DE NUEVO EN ESTE TEMAUn meta-análisis que evaluó la precisión de una sola prueba de progesterona para predecir los resultados del embarazo en mujeres con hemorragia del primer trimestre mostró que un nivel de progesterona inferior a 6 ng por mL (19,1 nmol por L) excluía de forma fiable el embarazo viable, con un valor predictivo negativo del 99%. La mifepristona oral (Mifeprex), 200 mg, seguida 24 horas más tarde de misoprostol, 800 mcg por vía vaginal, es el régimen más eficaz para el tratamiento médico de la pérdida temprana del embarazo y, cuando está disponible, debe recomendarse en lugar del misoprostol solo.