Ecografia de carotidas

Escaneo dúplex de la carótida

La ecografía carotídea también puede denominarse dúplex carotídeo o Doppler carotídeo. Esta prueba utiliza los ultrasonidos para obtener imágenes de las principales arterias del cuello que llevan la sangre a los ojos y al cerebro. Es una forma segura y eficaz de evaluar el flujo sanguíneo, y puede determinar si hay algún estrechamiento u obstrucción en las arterias. La prueba es indolora y no utiliza radiación ni agujas. No hay riesgos asociados a esta prueba. La prueba puede durar hasta 30 minutos.

La figura A muestra la ubicación de la arteria carótida derecha en la cabeza y el cuello. La figura B es un corte transversal de una arteria carótida normal que tiene un flujo sanguíneo normal. La figura C muestra una arteria carótida con acumulación de placa y flujo sanguíneo reducido.

La Unidad de Estudios Vasculares (UVE) se encuentra en el nivel 5 del Centro de Tratamiento de Addenbrooke (ATC). Le rogamos que informe a la recepción de su llegada inmediatamente. A menudo hay otras clínicas en curso, por lo que es posible que no se le llame por orden de llegada. Puede traer a un familiar o amigo durante la prueba o solicitar un acompañante si lo desea.

Estenosis carotídea

La ecografía de la arteria coronaria tendrá un trazado doppler representativo de las influencias ascendentes y descendentes. Cualquier arritmia cardíaca o problemas valvulares significativos del corazón izquierdo pueden reflejarse en la forma de onda (por ejemplo, mediante un “aleteo” audible y visible). Del mismo modo, la forma de onda de la CCA es una combinación de las formas de onda de la ICA y la ECA.

La ACI tendrá un flujo de baja resistencia, con un flujo de avance constante durante la diástole. El origen de la ACI incopora el bulbo, lo que puede crear un grado de flujo turbulento. Esto no debe confundirse con un ensanchamiento espectral secundario a una patología.

LimitacionesLos pacientes con cuellos cortos y gruesos o con bifurcaciones altas plantean dificultades técnicas, pero la manipulación de los ajustes y la elección de la sonda permitirán un examen adecuado en el 99% de los casos.

ÁNGULO:BIFURCACIÓN DE LA CARÓTIDA Tenga en cuenta la posibilidad de un “tumor del bulbo carotídeo” que, aunque es relativamente raro, es un hallazgo clínicamente significativo. Esto ocurrirá en la bifurcación, fuera de los vasos, posiblemente ejerciendo una compresión extrínseca en la arteria carótida.  ARTERIA CAROTIDA INTERNA (ACI) ARTERIAS VERTEBRALES ARTERIAS SUBCLAVIAS ESTRUCTURAS ADJUNTASSiempre hay que tener en cuenta la anatomía circundante en el cuello que puede tener importancia clínica. Por ejemplo, ganglios linfáticos agrandados o patología tiroidea. Se puede documentar brevemente y realizar estudios formales de seguimiento si está clínicamente indicado.

Prueba de la arteria carótida

La ecografía carotídea (también llamada ecografía dúplex carotídea o gammagrafía) es una de las modalidades de imagen ecográfica más importantes en medicina. Permite evaluar el riesgo cerebrovascular y enfermedades como: placas carotídeas, obstrucción de la arteria carótida (estenosis) y muchas otras patologías (por ejemplo, disección, aneurismas, displasia fibromuscular). El término “ecografía carotídea” es un poco engañoso, ya que durante el procedimiento es obligatorio explorar también las arterias vertebrales. Así que en realidad el término “ecografía dúplex cerebrovascular extracraneal” sería más apropiado.

La arteria carótida es “representativa” de otras arterias del cuerpo (por ejemplo, las arterias coronarias). Por ello, la ecografía carotídea también permite evaluar la carga global de aterosclerosis (y, por lo tanto, el riesgo de eventos cardio- cerebrovasculares). La ecografía carotídea proporciona imágenes de alta resolución que también nos permiten estudiar el grosor de la íntima media, detectar placas y graduar la estenosis.

La ecografía carotídea (dúplex) la realizan tanto ecografistas (tecnólogos vasculares registrados) como médicos (internistas, angiólogos, cardiólogos, radiólogos, cirujanos vasculares). También existe un creciente interés por la ecografía dúplex carotídea por parte de los médicos de familia, los médicos generalistas y los profesionales sanitarios que trabajan en un entorno de atención primaria.

Relación de velocidad sistólica máxima carotídea

La aterosclerosis es una de las principales causas de las enfermedades cardiovasculares (ECV) (1), de las cuales el ictus sigue siendo una de las principales causas de muerte y discapacidad en los países desarrollados (2). Las directrices actuales y la prevención primaria de la ECV asintomática se basan principalmente en el uso de puntuaciones de riesgo calculadas, por ejemplo, la puntuación de riesgo de Framingham, que utiliza unos pocos factores de riesgo estándar para estratificar el riesgo futuro y guiar el tratamiento. Aunque el control intensivo de los factores de riesgo de ECV tradicionales basado en estas directrices ha conducido a una notable reducción de la tasa de mortalidad por ECV aterosclerótica (3), existen limitaciones bien documentadas (4). En primer lugar, las pautas basadas en las puntuaciones estimadas se utilizan principalmente para predecir el riesgo de la población. Pueden no ser aplicables en algunos individuos. En segundo lugar, algunos factores de riesgo relevantes, como los antecedentes familiares de enfermedad coronaria prematura, el tratamiento previo de los factores de riesgo y la variabilidad de la presión arterial, no se incluyen en la estimación. En tercer lugar, el uso de medidas “únicas” de las puntuaciones de riesgo modificables tradicionales puede subestimar significativamente los riesgos en algunos individuos, lo que lleva a un tratamiento insuficiente (4).