Donald trump islas canarias

¡América primero, Canarias después! #everysecondcounts

La primera acusadora que declaró ante el tribunal contra Ghislaine Maxwell dijo que le presentaron al expresidente Donald Trump y al príncipe Andrés mientras era víctima de la trata de personas por parte de Maxwell y del difunto financiero de delitos sexuales Jeffrey Epstein, aunque no acusó a los dos hombres de cometer delitos.

También dijo que tomó un vuelo con el príncipe Andrés, cuya amistad con Epstein -y su «insoportable» intento de defenderse- provocó tal reacción que el príncipe se apartó de la vida como miembro de la realeza en activo el año pasado.

El martes, el ex piloto de Epstein, Larry Visoski, dijo que Epstein tomaba vuelos privados con personas de alto perfil como Andrew y Trump, y también recordó los vuelos con el ex presidente Bill Clinton, el actor Kevin Spacey y el ex senador John Glenn (D-Ohio). John Glenn (demócrata de Ohio) y George Mitchell (demócrata de Maine), según la CNN.

La acusadora, identificada en el tribunal sólo como «Jane», un seudónimo, testificó que fue preparada y abusada sexualmente por Epstein y Maxwell a partir de los 14 años, después de que conociera a la pareja en un campamento de arte al que asistió y que Epstein donó, según los periodistas.

Al menos 290 inmigrantes rescatados en España cerca de las Islas Canarias

El volcán Cumbre Vieja entró en erupción el 19 de septiembre en las Islas Canarias, expulsando lava, ceniza y una enorme columna de humo tras varios días de actividad sísmica y obligando a evacuar a unos 5.000 habitantes, según las autoridades.

Según las proyecciones del gobierno local, los flujos de lava del volcán, situado en el centro de la isla, probablemente se desplazarían hacia el suroeste, hacia zonas habitadas y boscosas, antes de alcanzar la costa. Los flujos de lava se movían a unos 700 metros (yardas) por hora, y tenían una temperatura de casi 1.000 grados centígrados, según el Instituto Canario de Vulcanología.

El Ministerio del Interior dijo que se habían movilizado 200 miembros de los servicios de seguridad, con un helicóptero de apoyo. Los expertos habían estado vigilando de cerca el volcán tras observar un reciente repunte de la actividad sísmica y de los desplazamientos de magma.

El martes, las autoridades elevaron el nivel de alerta de verde a amarillo, en determinadas zonas alrededor del volcán. Este cambio, el segundo de los cuatro niveles de alerta, obligó a los funcionarios de protección civil a informar a la población «para que tome precauciones ante una posible erupción volcánica», en el marco de un plan de emergencia.

Bloques de lava del tamaño de un edificio salen del volcán

LOS LLANOS DE ARIDANE, Islas Canarias – Un río de lava de color rojo brillante procedente del volcán de la isla española de La Palma se precipitó finalmente sobre un acantilado y cayó al Océano Atlántico, desatando enormes columnas de vapor y gases posiblemente tóxicos que obligaron a los residentes locales fuera de la zona de evacuación a permanecer en sus casas el miércoles.

La zona inmediata había sido evacuada durante varios días mientras las autoridades esperaban que la lava, que comenzó a entrar en erupción el 19 de septiembre, recorriera los 6 kilómetros hasta el borde de la isla. En su descenso desde la cresta volcánica de Cumbre Vieja, los flujos de lava han engullido al menos 656 edificios, en su mayoría viviendas y edificios agrícolas, en su imparable marcha hacia el mar.

Aunque la lectura inicial de la calidad del aire no mostraba ningún peligro en la zona, los expertos habían advertido que la llegada de la lava al océano probablemente produciría pequeñas explosiones y liberaría gases tóxicos que podrían dañar los pulmones. Las autoridades establecieron un perímetro de seguridad de 2,1 millas y pidieron a los residentes en la zona más amplia que permanecieran en el interior con las ventanas cerradas para evitar respirar cualquier gas.

La lava estalla desde una nueva apertura en el volcán de La Palma

Los turistas británicos que se encuentran en las Islas Canarias han criticado las nuevas normas de cuarentena que han interrumpido sus planes navideños.

El presidente de la Comisión Europea, José Luis Rodríguez, ha declarado que están «estudiando las opciones», ya que el autoaislamiento durante 10 o 14 días a su regreso les llevaría al periodo navideño, en el que se permite una mezcla doméstica limitada, y ha añadido: «Creo que es chocante y no parece que se haya pensado mucho en ello». Esto sólo nos permite volver mañana (viernes). Creo que es una locura y que no se puede considerar a Canarias como un todo, sino que hay que calificar a cada isla».