Descompensación corneal

Edema corneal

Un hombre afroamericano de 57 años con glaucoma primario de ángulo abierto (GPAA) presentó una visión borrosa indolora en el ojo izquierdo 1 hora después de la instilación de brinzolamida 1% en ambos ojos. Había estado tomando brinzolamida 1% en ambos ojos dos veces al día, tartrato de brimonidina 0,2% (Alphagan) en ambos ojos dos veces al día, y latanoprost 0,005% (Xalatan) en ambos ojos una vez por la noche durante 2 años. En el momento de la presentación, la agudeza visual mejor corregida (BCVA) era de 20/25 en el ojo derecho y de 20/50 en el izquierdo. El ojo izquierdo presentaba un leve edema corneal, pliegues de Descemet y restos blanquecinos en el endotelio corneal (fig. 1A). Las presiones intraoculares (PIO) eran de 15 mm Hg y 16 mm Hg. Se suspendió la brinzolamida al 1% en ambos ojos. Se inició el maleato de timolol al 0,5% (Timoptic) en ambos ojos dos veces al día y el acetato de prednisolona tópico al 1% (Pred Forte) en el ojo izquierdo cuatro veces al día. A la semana de seguimiento, la córnea estaba limpia (fig. 1B). La microscopía especular reveló un recuento de células endoteliales (CCE) de 1.355 células/mm2 en el ojo derecho y de 648 células/mm2 en el ojo izquierdo, con células endoteliales pleomórficas aumentadas en el ojo izquierdo (fig. 2). El grosor corneal central (ECC) se midió como 512 μm ojo derecho y 505 μm ojo izquierdo.

Síntomas de descompensación corneal

Definición: Descompensación endotelial que se manifiesta por la opacidad de la córnea. La afección suele producirse como respuesta inespecífica a una lesión mecánica por contacto incidental de la córnea con instrumentos intraoculares durante la cirugía; a una lesión química por el uso inadecuado de fármacos intraoculares, de fármacos que contienen conservantes, o por residuos de un enjuague inadecuado de detergentes u otros residuos de instrumentos quirúrgicos. Las causas más comunes de descompensación endotelial corneal en la población adulta son la extracción de cataratas/pérdida endotelial relacionada con la LIO y la distrofia de Fuchs. Cuando es grave, la descompensación endotelial corneal requiere un trasplante de córnea.

Salvo que se indique lo contrario, esta obra está autorizada bajo la licencia Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 4.0 License. Para uso comercial o versiones personalizadas, póngase en contacto con biobyte solutions GmbH.

Descompensación corneal aao

Colaborador: William Charles Caccamise, Sr., MD, Profesor Clínico Asistente de Oftalmología, Escuela de Medicina y Odontología de la Universidad de Rochester*El Dr. Caccamise ha compartido muy generosamente sus imágenes de pacientes tomadas mientras operaba durante la “temporada ocular” en la India rural, así como las de su práctica privada durante las décadas de 1960 y 1970. Muchas de sus imágenes son significativas por su perspectiva histórica y por las técnicas y condiciones observadas en entornos de zonas no desarrolladas.Categoría: Córnea

El mal comportamiento catastrófico de la córnea es una potencialidad que todo cirujano de cataratas debe saber que existe. El ojo de este caso fue sometido a una cirugía de cataratas por un profesor de oftalmología con gran experiencia y habilidad. Las causas más comunes son:

Distrofia endotelial de Fuchs

Aunque las posibilidades de descompensación corneal tras la implantación de una lente son bajas, son mayores que en la cirugía de cataratas sin implante y aumentan con el paso del tiempo en el postoperatorio. No se conocen todos los factores que conducen a la descompensación corneal, pero los datos disponibles sugieren que el más importante es el traumatismo en el momento de la cirugía. La probabilidad de que se produzca una descompensación corneal puede limitarse mediante una cuidadosa selección de los pacientes y de las técnicas quirúrgicas, así como mediante un tratamiento adecuado de las complicaciones postoperatorias. En caso de descompensación corneal irreversible, la queratoplastia penetrante, con o sin retirada de la lente del implante, ofrece una importante posibilidad de rehabilitación visual.