Apixaban antidoto

El antídoto de Edoxaban

Todos los problemas (acontecimientos adversos) relacionados con un medicamento o dispositivo médico utilizado para el tratamiento o en un procedimiento deben notificarse a la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios mediante el sistema de tarjeta amarilla.

Los comisionados y/o los proveedores tienen la responsabilidad de proporcionar la financiación necesaria para permitir la aplicación de la guía cuando los profesionales de la salud individuales y sus pacientes deseen utilizarla, de acuerdo con la Constitución del SNS. Deben hacerlo a la luz de sus obligaciones de tener debidamente en cuenta la necesidad de eliminar la discriminación ilegal, promover la igualdad de oportunidades y reducir las desigualdades en materia de salud.

Andexxa

Eliquis (apixaban) es el tercer fármaco que se ha aprobado dentro de la nueva clase de anticoagulantes, lo que respalda la preocupación por el riesgo de hemorragias mortales al tomarlo. Eliquis, al igual que Xarelto, carece de un agente de reversión aprobado que podría permitir a los médicos detener las hemorragias o sangrados que pueden producirse en algunos usuarios. Eliquis es fabricado conjuntamente por Pfizer y Bristol-Myers Squibb (BMS). Este medicamento se introdujo en 2012 como otra nueva generación de anticoagulantes, conocidos como inhibidores directos de la trombina.

Eliquis, al igual que Xarelto, es un medicamento de venta con receta que se utiliza para reducir el riesgo de ictus y de coágulos sanguíneos en personas que padecen fibrilación auricular, un tipo de latido irregular que no está causado por un problema en las válvulas del corazón.    Eliquis también se prescribe para tratar los coágulos de sangre en las venas de las piernas (conocidos como trombosis venosa profunda, TVP) o los pulmones (conocidos como embolia pulmonar, EP), y para reducir el riesgo de que estos coágulos vuelvan a producirse.    Eliquis, al igual que Xarelto, puede recetarse a pacientes que acaban de someterse a una operación de sustitución de cadera o rodilla para reducir el riesgo de que se formen coágulos en las piernas o los pulmones.

Ondexxya

Christopher Ward.Información adicionalIntereses concurrentesLos autores recibieron honorarios y apoyo para viajes de Pfizer Australia para revisar la literatura y asistir a una reunión del grupo de trabajo donde se generó esta declaración de consenso.Contribuciones de los autoresCW contribuyó a la declaración de consenso y escribió el manuscrito; GD contribuyó a la declaración de consenso y revisó el manuscrito; ASG contribuyó a la declaración de consenso y revisó el manuscrito; GC contribuyó a la declaración de consenso y revisó el manuscrito; SM contribuyó a la declaración de consenso y revisó el manuscrito. Todos los autores leyeron y aprobaron el manuscrito final.Archivos originales presentados por los autores para las imágenesA continuación se muestran los enlaces a los archivos originales presentados por los autores para las imágenes.Archivo original de los autores para la figura 1Archivo original de los autores para la figura 2Archivo original de los autores para la figura 3Derechos y permisos

Este artículo se publica bajo licencia de BioMed Central Ltd. Se trata de un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la Licencia de Atribución de Creative Commons (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0), que permite su uso, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se cite adecuadamente la obra original. La renuncia a la Dedicación de Dominio Público de Creative Commons (http://creativecommons.org/publicdomain/zero/1.0/) se aplica a los datos disponibles en este artículo, a menos que se indique lo contrario.

Antídoto de dabigatrán

En la última década, se ha aprobado el uso de anticoagulantes orales directos (DOACs; apixaban, dabigatran, edoxaban, rivaroxaban) para una serie de condiciones como la prevención del ictus en pacientes con fibrilación auricular (FA) no valvular; la prevención del tromboembolismo venoso (TEV) después de una cirugía de reemplazo de cadera o rodilla; y el tratamiento del TEV, así como la prevención de la recurrencia del TEV. 1-3 A diferencia de la warfarina y otros antagonistas de la vitamina K, no existen antídotos específicos para revertir el efecto anticoagulante de los DOAC. Aunque estos últimos tienen vidas medias cortas, lo que sugiere que los fármacos de reversión pueden no ser necesarios en situaciones no urgentes, la falta de tales antídotos es una preocupación en situaciones de emergencia, como una hemorragia grave que pone en peligro la vida o una cirugía mayor no electiva.4 Actualmente, hay tres fármacos de reversión específicos para los DOAC en desarrollo clínico (véase la Tabla 1).

Idarucizumab (aDabi-Fab/BI 655075/Boehringer Ingelheim, Alemania) es un fragmento de anticuerpo monoclonal humanizado que se une específicamente con alta afinidad a dabigatrán, un inhibidor directo de la trombina (IDT) oral, también desarrollado por Boehringer Ingelheim. Actúa desplazando competitivamente al dabigatrán de la trombina para revertir la anticoagulación y restaurar la formación de fibrina.5 El dabigatrán tiene una afinidad por el idarucizumab que es 350 veces mayor que su afinidad por la trombina.8 La dosis actualmente estudiada en el ensayo de fase 3 es de 5 g.9 Según la información previa a la comercialización obtenida del fabricante, el idarucizumab estará disponible en un único envase compuesto por dos viales de 50 mL (2 x 2,5 g); no será necesario reconstituirlo. La dosis completa de 5 g se administrará por vía intravenosa en dos infusiones consecutivas de 5 a 10 minutos cada una, o en forma de inyecciones en bolo (Ernie Hampel, Director Ejecutivo de Acceso al Mercado y Asuntos Sanitarios, Boehringer Ingelheim Canada Ltd., Burlington, ON: comunicación personal, 2015 Mar 9).