Aceite de oliva para recien nacidos

Aceite de oliva para la piel seca del bebé

¿Funcionó? Sí. Pero ahora, los investigadores sugieren que en realidad puede haber hecho más daño que bien. Según un nuevo estudio, poner aceite de oliva o de girasol en la piel de un recién nacido, por lo demás sana, puede retrasar el desarrollo de la barrera que impide la pérdida de agua y protege contra alergias e infecciones.

Hasta ahora, apenas se habían investigado los efectos de estos aceites, a pesar de que los cambios en el cuidado de la piel de los bebés se han relacionado con un aumento espectacular de los eczemas en las últimas décadas: del 5% de los niños de 2 a 15 años en la década de 1940 a cerca del 30% en la actualidad.

Para comprobar los efectos de los dos aceites en la piel de los bebés, los investigadores reclutaron a 115 recién nacidos y los dividieron en tres grupos: aceite de oliva, aceite de girasol y sin aceite. Al final de un periodo de prueba de 28 días durante el cual los bebés de los grupos con aceite fueron tratados con unas gotas en la piel dos veces al día, se investigó la estructura de las láminas lipídicas de la piel de cada bebé, y en ambos grupos con aceite se retrasó el desarrollo de la función de barrera de la piel en comparación con el grupo sin aceite.

Tagasiside

El aceite de oliva es conocido por sus propiedades de hidratación y es uno de los mejores aceites para la piel del bebé. Además de utilizarse como producto natural para el cuidado de la piel, este aceite se utiliza principalmente para masajear los piececitos de los bebés, lo que permite mejorar su sueño y ayudarles a calmarse. En este artículo se explica cómo utilizar el aceite de oliva para los masajes del bebé y qué beneficios ofrece a los pequeños.

El aceite de oliva se divide en dos tipos: el aceite de oliva virgen y el aceite de oliva virgen extra. El aceite virgen se procesa por medios mecánicos, mientras que el aceite de oliva virgen extra procede directamente de los frutos de los olivos. El aceite de oliva virgen extra es, con diferencia, la más pura de las diferentes variantes de aceite de oliva, debido a su proceso de extracción sin adulterar y puro. Sin embargo, es importante tener en cuenta que algunos vendedores diluyen los aceites de oliva con otros aceites, como los de canola y girasol, y los etiquetan como virgen extra. Por lo tanto, compre siempre a un vendedor auténtico y de confianza para verificar la autenticidad y pureza del aceite de oliva virgen extra que adquiera.

Dar aceite de cocina a los bebés

Los médicos italianos recomiendan incorporar el aceite de oliva a los alimentos sólidos y, en algunos casos, a la leche materna extraída. El aceite de oliva contiene ácidos grasos similares a los de la leche materna. El aceite de oliva también contiene vitaminas A, C, D, E y K, además de muchas vitaminas del grupo B, y es una rica fuente de antioxidantes. La leche materna es siempre mejor, pero la incorporación de cantidades mínimas de aceite de oliva virgen extra (1/4 de cucharadita por cada dos onzas de alimento sólido) proporcionará excelentes beneficios para la salud del bebé. No se recomienda dar aceite de oliva a los bebés antes de los seis meses. Antes de introducir a tu hijo en el aceite de oliva o en cualquier otra sustancia, asegúrate de consultar con tu pediatra.

Masaje – Después del baño, utiliza el aceite de oliva para dar un masaje a tu bebé. El masaje infantil ofrece una oportunidad para establecer un vínculo entre padres e hijos, ayuda al bebé a relajarse (y, con suerte, a dormir mejor) y el aceite de oliva hidratará la piel del bebé de forma natural. Haz clic aquí para saber más sobre los beneficios del masaje infantil.

Costra láctea – La costra láctea o «caspa infantil» es una dolencia común en los bebés. El aceite de oliva aplicado en las partes afectadas de la cabeza antes del aseo ha demostrado ser un remedio eficaz y natural.

Aceite de oliva para masaje

Utilizar el aceite de oliva para hacer masajes a los bebés no es nada nuevo. Las madres de todo el mundo llevan siglos aprovechando el poder de este aceite de oro líquido. Casi toda la medicina tradicional del Mediterráneo utiliza el aceite de oliva para los bebés. A continuación le explicamos cómo su hijo puede beneficiarse también de las bondades del aceite de oliva.

Cuando se trata de nuestros bebés, todas las madres se preocupan. Cuanto más pequeño es el niño, menos desarrollada está su inmunidad y más susceptible es a los factores perjudiciales. Por eso siempre hay que ir más allá en lo que respecta a la seguridad. Así que vamos a responder a la pregunta de una vez por todas: El aceite de oliva para el bebé: ¿Es seguro? La respuesta es: depende. No soy médico y no conozco a tu hijo. En el caso general, sí, el aceite de oliva es completamente seguro en la piel del bebé. En cuanto a la alimentación, la mayoría de los pediatras aconsejan a los padres empezar a incorporarla a partir del sexto mes. La leche materna es el mejor alimento para un bebé en crecimiento. Aunque empieces a dar a tu hijo purés, lo mejor es que sigas dándole el pecho y lo dejes poco a poco. Dependiendo de las condiciones particulares de tu bebé, el aceite de oliva puede o no ser seguro para él. Por ejemplo, el aceite de oliva sella la humedad de la piel. Algunas enfermedades de la piel pueden hacer que esto pase de ser positivo a ser definitivamente negativo. La regla general, cuando se trata de niños pequeños, es siempre: En caso de duda, pregunta a tu médico. Tu pediatra está ahí para ayudarte. Él o ella te conoce a ti, a tu bebé y todo el historial médico relevante. Es la persona más cualificada para aconsejar. En lo que respecta al aceite de oliva para el bebé, en un niño por lo demás sano, este aceite puede tener efectos verdaderamente milagrosos. Sigue leyendo para conocer nuestros mejores trucos para mamás con aceite de oliva.